Ácidos profesionales especializados para realizar tratamientos de peelings químicos estéticos.

El proceso del peeling químico se define como la aplicación en la piel
de una o más sustancias con el objetivo de destruir- eliminar de forma
controlada una parte más o menos profunda de tejidos cutáneos que
se sigue de un proceso de reconstrucción- regeneración que dará origen
a una mejoría estética cutánea.
El mecanismo de acción de los peelings puede ser doble. Por una parte,
producen un aumento cuantitativo de los glicosaminoglicanos y por
otra, un cambio de la calidad del colágeno dérmico. El aumento de los
glicosaminoglicanos podría inducir un incremento de la presencia de
agua en la dermis provocando un aumento del volumen de la misma
como un fenómeno de esponja que disminuye las arrugas.

Menú Principal

Ir al contenido